En 1912 (tres meses después del hundimiento del Titanic), las letras “SOS” fueron instituidas como la llamada internacional de auxilio.
La Organización Marítima Internacional precisó que las letras no son abreviatura de la frase “Save Our Souls” (Salvad nuestras almas) ni tienen otro significado especial.

Los “tres puntos-tres rayas-tres puntos” (· · · – – – · · ·) “son fáciles de recordar y de transmitir en código Morse en el que S=”…” y O=”—“.