Esta es de las palabras más usadas y de las que hay más controversia sobre su origen. Una de la teorías más conocidas dice que durante la guerra civil en Estados Unidos, cuando regresaban las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra ‘0 Killed’ (cero muertos). De ahí proviene la expresión ‘O.K.’ para decir que todo esta bien.

Sin embargo, parece que el verdadero origen está en varios artículos aparecidos en 1839 en el periódico Boston Post en los que para llamar la atención se escribe erróneamente OK como abreviatura de “all correct”.