Hoy, el idioma más hablado del mundo es el mandarín, con 1,113 millones de parlantes nativos, seguido por el inglés con 372 millones, el hindi-urdu con 316 millones, el castellano con 304 millones, y el árabe con 210 millones.

El mandarín o chino mandarín es el conjunto de dialectos chinos mutuamente inteligibles que se hablan en el norte, centro y suroeste de China. El término chino es, en pinyin, běifānghuà (Tradicional: 北方話 / simplificado: 北方话, “habla del norte”). Es la principal forma hablada del chino. El mandarín es muy diferente de los dialectos del sur, como el cantonés o el wu, hasta el punto de que muchos lingüistas prefieren considerar al mandarín y a los dialectos del sur como lenguas diferentes.

Por extensión, el término mandarín se utiliza también para designar a la lengua china normativa, llamada “pǔtōnghuà”. Esta lengua estándar moderna se empezó a configurar a principios del siglo XX, y está basada fundamentalmente en la variedad pequinesa del mandarín, el běijīnghuà.

Sin embargo no es un idioma hablado en muchos paises, como el Inglés (el Idioma Universal) sino que muchas chinos lo hablan.