Musaraña

Se trata de la musaraña (Suncus etruscus) con un ligero peso de tan solo 2 gramos y una longitud corporal de cuerpo más cabeza, sin incluir su cola, de solo 3 a 5 cm. Su cola puede medir de 1 a 2 cm. Por esa razón puede decir que es el mamífero más pequeño del mundo.

La cabeza de la musaraña es grande comparativamente con el tamaño del cuerpo, destacando en la misma los pabellones auriculares que sobresalen notoriamente del pelo, mientras que el hocico es muy afilado y está provisto de vibrisas (bigotes) grandes, que cumplen una importante función táctil. Los ojos son diminutos y casi no funcionales. La musaraña puede vivir hasta 18 semanas y en cuativerio hasta 26 semanas, su gestación dura de 27 a 28 días.

La musaraña es una especie que procede del centro y norte de África, de donde se extendió por toda la Europa mediterránea, incluidas sus islas, aunque falta de las Baleares, adaptándose a la vegetación y cultivos mediterráneos, donde encuentra su óptimo. No asciende los 1.000 metros de altitud, prefiriendo los terrenos abiertos y soleados, que contengan una mínima cobertura vegetal.

La musaraña está activa todo el año y durante prácticamente todo el día, debido a su alto metabolismo de modo que precisa consumir diariamente alimentos equivalentes a más de la mitad de su peso corporal, aun cuando es durante la noche cuando alcanza una mayor actividad, con alternancia de períodos de actividad y descanso, en los que entra en profundo sopor que reduce sus consumos energéticos, aun cuando es durante la noche cuando alcanza una mayor actividad, por lo que es víctima fundamentalmente de las rapaces nocturnas.

Aunque sociable la musaraña suele enfrentarse a duros combates con sus congéneres, con consecuencias en muchos casos muy graves. En invierno es más agresiva que en el resto del año, se estima que debido a la competencia por el alimento, el que está constituido fundamentalmente por insectos, y dentro de éstos por escarabajos, también consume lombrices, arácnidos, moluscos como los caracoles, o miriápodos como el ciempiés.