Burj al Arab

Como si se tratara de un lugar de “las mil y una noches” el hotel Burj al Arab te hará disfrutar de la estancia más lujosa y confortante con la que hayas soñado alguna vez. Con una altura de 321 metros, es el edificio más alto de uso exclusivo como hotel de todo el mundo y uno de los edificios hoteleros más representativos. Está situado en el mar, sobre una isla artificial localizada a 280 metros de la playa en el Golfo Pérsico. Está conectado con tierra firme mediante una carretera.

Eso si, si tu bolsillo te lo permite al ser uno de los hoteles más caros del mundo. Las tradiciones árabes y la hospitalidad más exquisita son pilares en el árabe Burj al Arab, y es un punto de referencia en Dubai como la Torre Eiffel es en París.

El hotel más lujoso del mundo, el Burj al Arab está situado a 17 kilómetros al sur de Dubai, el único lugar que ostenta el mérito de ser considerado un “7 estrellas”. Pero además de ser el más lujoso, es también el más alto del mundo, en forma de vela, cuenta con unas vistas únicas sobre el desierto. Su propietario es el jeque de Dubai, uno de los hombres más ricos del mundo. Si estás pensando en pasar una semanita en este sueño necesitarás un mínimo de un millon de dólares.

Burj al Arab cuenta con 202 suites de lujo con un servicio enteramente personalizado para cada viajero, en el que destacan las recepciones privadas en cada planta y una organizada brigada de mayordomos. Todas las suites están equipadas con la última tecnología, ordenadores y acceso a Internet.

Dentro de las suites, el hotel distingue entre 142 habitaciones de lujo, 18 suites panorámicas, 4 suites club, 28 suites dobles, 6 suites de tres camas, 2 presidenciales y dos suites reales. Los precios rondan desde 1,500 dólares la habitación más barata, a los 30.000 dólares que cuesta un apartamento de 800 metros cuadrados donde puedes encontrar hasta lo inimaginable, sala de cine, jacuzzis, 27 teléfonos, ascensor privado… 😯

Suite Burj al Arab

Además de todo este lujo, los huéspedes pueden elegir entre siete fantásticos restaurantes. Entre ellos, el Al Mahara, un restaurante submarino donde cenarás acompañado de un autentico ambiente marino, con tiburones, corales y otras especies, que te harán sentir una sensación excitante en lo más profundo del mar. U otro que da la sensación de estar suspendido en el aire, y que guarda alguna que otra sorpresa para los clientes que se inclinen por comer o cenar allí.

Al Mahara Restaurante Marino