Fresa es un término mexicano utilizado también en Centroamérica para referirse a un estereotipo de jóvenes y en ocasiones adultos, cuya forma de vivir es, o aparenta ser, superficial.

La palabra fresa (a veces relacionado con el término inglés “preppy”), nació en la década de 1960 dentro de la sociedad mexicana para definir adolescentes de mentalidad conservadora, que no bebía y se apegaban a las familias tradicionales. En la década de 1980 el significado cambió para describir el estilo de vida de los jóvenes adinerados.

Al principio, únicamente los de apariencia europea o criolla pertenecientes a las clases media o alta eran llamados “fresa”, sin embargo, luego se aplicó a gente de clase trabajora y aún pobre que actúan con tal comportamiento.

El acento del fresa es diferente al típico mexicano, con diferente tonalidad y vocabulario, a veces haciendo uso de palabras en inglés. No es raro que algún fresa hable “espanglés” (spanglish).

Algunas frases utilizadas por ellos:

¡Escudo protector actívate! (para manifestar desagrado contra alguien).
¡Compra un bosque y piérdete! (para despedir a alguien desagradable).
¡Compra una alcancía y ahórrate tus comentarios! (para detener un conversación)
¡Osea hello! (es resaltar la torposa de un comentario o una accion)
Me tapo un ojo me tapo el otro… y ¡nada que ver!
Vas antes de la “W”, porque ni a “X” llegas (para menospreciar a alguien).
Haz click y minimízate.
Selecciónate y suprímete.
Ve a Big Brother y nomínate.
Consíguete un mapa y ubícate (cuando alguien anda perdido del tema de la conversación).
Súbete al Titanic y húndete.
Busca tus acuarelas y pinta tu mundo (para contestarle a un inconforme).
¡Eres una finiiiiiisima persona!.

Fuente: Wikipedia.org