Se podría definir al bigote como al pelo que crece de la piel en la región de la cara comprendida entre el límite inferior de la nariz y el labio superior.

Aunque el origen exacto de la palabra Bigote es algo incierto, se cree y es lo más aceptado que proviene de una frase alemana.

Según se cuenta, los soldados alemanes que llegaron a España con Carlos V (en el siglo XVI), acostumbraban saludar llevándose los dedos sobre el labio superior a la vez que gritaban:¡ Bei Gott! – bi got! – ( ¡Viva Dios!), los españoles de entonces creyeron que aquel era el nombre de los mostachos o pelos sobre la boca.

Al principio ese término lo usaban sobre las personas que traian bigote, pero depués se adoptó para el bigote en sí.