Gucci, estandarte del grupo francés PPR, es la marca de lujo más codiciada del mundo, según un estudio de marcas de lujo realizado por ‘The Nielsen Company’, del que se desprende que uno de cada cinco consumidores de todo el mundo optaría por esta firma italiana, si el dinero no fuese un impedimento.
gucci.jpg
En España, aquellos que sí pueden permitírselo y les gusta consumir artículos de este tipo, se decantan sobretodo por Calvin Klein, Burberry o Ralph Laurent.

La marca resucitada por Tom Ford, en los 90, se convierte en la marca de lujo más deseada del mundo, por delante de Calvin Klein y Chanel, ambas empatadas en la segunda posición, dice el estudio realizado a 48 internautas de todo el mundo.

En tercera posición se coloca Louis Vuitton, por delante de formas de renombre como Giorgio Armani (que el año pasado se situaba en primer lugar), Dior o Versace, que ocupan empatadas el cuarto puesto. “para Gucci es todo un logro estar a la cabeza de la tabla de las marcas de lujo más deseadas”, explica Patrick Dodd, presidente de ‘The Nielsen Company’ en Europa, quien comentó además que “en los últimos años, Gucci ha conseguido mantener e incluso aumentar el valor de su imagen en un sensor muy competitivo e inconstante”.

Si bien Gucci domina el ránking mundial, el documento revela que existen grandes diferencias regionales entre las marcas de lujo, lo que refleja que hay un estilo de moda en cada lugar del mundo. De este modo, entre las firmas más deseadas del mundo, siempre y cuando el dinero no fuese un impedimento, dos de cada cinco chinos escogerían Chanel, el 38 por ciento de los rusos Dior, dos de cada cinco filipinos compraría en Louis Vuitton, mientras que en Japón adquirirían productos de Hermes y en América Latina se inclinan más por Giorgio Armani o Calvin Klein.

En el caso de España sólo un 13 por ciento asegura consumir productos de alta gama, cuatro puntos por debajo de la media europea, y los que se lo pueden permitir se decantan por Calvin Klein (22%), Burberry (18%) y Ralph Laurent (13%). Este bajo consumo en nuestro país de firmas de lujo, se debe, principalmente, a que el 79 por ciento de los españoles piensan que este tipo de artículos están sobrevalorados y que su calidad no difiere demasiado en otros productos de marcas habituales. Eso sí, más de la mitad cree que usarlas te ayuda a subir en tu estatus social.

Por otra parte, el 23 por ciento de los consumidores en todo el mundo dijo que rechazaría las marcas de lujo internacionales para comprar artículos de “diseño local” de su país. En España este número asciende al 41 por ciento.

¿QUIÉN CONSUME ESTAS MARCAS?

En cuanto a los consumidores de este tipo de productos en todo el mundo el 21 por ciento afirma comprar actualmente algún artículo de marcas de lujo y diseño. De éstos, el 31 por ciento son residentes en los Emiratos Árabes Unidos y en Hong Kong y todos ellos afirman comprar productos de la marca Gucci. Ambas son las las mecas del consumo más famosas del planeta, con lo que no es de extrañar que sus ciudadanos, consumidores preocupados por la imagen, se encuentren entre los mayores entusiastas de los artículos de lujo de la actualidad. “Ir de compras es un estilo de vida en estos países, y las marcas de lujo suponen una parte esencial del vestuario de su población, incluso si se manifiesta en forma de llavero”, declaró el presidente de ‘The Nielsen Company’.

El ser la más deseada no convierte a Gucci en un líder de ventas. En este sentido, Calvin Klein, Ralph Laurent y Diesel encabezan las listas de marcas que los compradores más adquieren. Estas marcas son más accesibles y asequibles para los consumidores que adquieren artículos de lujo por primera vez. Ofrecen el toque de distinción del “diseño” a un precio inferior en sus productos, desde perfumes hasta ropa interior o sencillas camisetas.

Estas marcas también entienden que “es importante incorporar los valores de la marca a artículos más pequeños para atraer al consumidor”, dijo Dodd, “pues una vez que el consumidor disponga de un poder adquisitivo superior, pasará a adquirir productos más caros de la misma marca”.