Así es una elevada ingesta de alimentos como la cebolla y el ajo puede provocar envenenamiento y anemia en los perros, según publica la revista canina alemana “DOGS”. Esta misma publicación advierte contra la muy extendida práctica entre los propietarios de canes de introducir ajos con el fin de que sus mascotas eviten las pulgas.

Esta publicación afirma que los alimentos cuentan con una substancia “que destruye la hemoglobina”, lo que podría bloquear los riñones y provocar anemia y envenenamiento.

En el artículo también se explica que el peligro proviene del método de la administración de los alimentos sino de la dosis, que se considera tóxica cuando supera los cinco gramos de ajo o cebolla fresca por cada kilogramo del animal.

Además, existen razas más sensibles, como la “Atika” o la “Shiba Inu” para las que esos productos son venenosos en cualquier cantidad. Una sobredosis de cebolla o ajo en los canes provoca efectos como diarreas, vómitos, debilidad general y un elevado ritmo cardíaco.

Si tenías esa costumbre y amas a tu mascota, es mejor que la evites 😀

Fuente: El Universal.com.mx