Así es, el krill es un crustáceo su nombre científico es Euphausiacea superba, mide entre tres y cinco centímetros de longitud. Existen unas 90 especies en el mundo, y sólo en el Antártico se estima una biomasa de krill de 500 millones de toneladas, en tal sentido se opina que el krill es el animal más abundante del planeta Tierra, pudiendo tener un cardumen unas 2 millones de toneladas. Los bancos de estos crustáceos suelen tener densidades de 20 kg/m³.

Otro dato curioso: El krill es el alimento principal de la ballena, las cuales pueden consumir hasta dos toneladas de una vez. Por tanto una rotura en la cadena alimenticia, de la cual el krill forma parte, podría tener consecuencias catastróficas en términos ecológicos.

La dramática disminución de las ballenas, que ha colocado a varias especies al borde de la extinción, ha originado teóricamente un excedente en las poblaciones de krill. Sin embargo, este teórico exceso es probablemente ilusorio. Su explotación a gran escala es estudiado con interés por rusos y japoneses.

Ha de notarse que aunque se sabe que existen millones de ejemplares, se tiene que estudiar antes para ver si la pesca de este crustáceo se puede efectuar sin problemas o de lo contrario desequilibar el medio ambiente.

Fuente: Wikipedia.org, Revista Muy Interesante