Una noticia bastante polémica y hasta dudosa 😯

Leemos en 20Minutos.es, una pareja dice haber encontrado excrementos humanos en el helado que le sirvieron en un pub de Sidney, y que recoge la publicación anglosajona ‘Metro’.

Los afectados dicen que todo sucedió porque se quejaron por el ruido durante un partido de fútbol en un conocido pub australiano. Más tarde pidieron un helado y se encontraron ‘la sorpresa’. El propio ministro Ian Macdonald ha confirmado que el helado que ofrecieron a Steve Whyte y su esposa Jessica contenía materias fecales, lo que hizo que tuvieran “una gran indisposición”.

Macdonald dijo que la policía se está encargando del caso y que se hará un análisis pertinente de ADN para determinar si la muestra es humana o de animal, algo a lo que ya se han prestado tanto el jefe como el gerente del local, que pretenden demostrar así su inocencia.

Las cifras económicas que barajan ambas partes ya han salido a la luz, creando también bastante polémica. Y es que, mientras Steve Whyte y Jessica parece que han pedido un millón de dólares australianos (unos 627.000 euros) por daños y perjuicios, el gerente del local, dicen, les llegó a ofrecer cinco mil (algo más de 3.000 euros) por comprar su silencio, antes de que el caso saliera a la luz.

Los australianos, mientras, han quedado impresionados por una noticia que se ha calificado en algunos medios como ‘la venganza de la cocina’.