Así de loco está el mundo, tras donarle un riñón a su entonces esposa y salvarle prácticamente la vida, ella comenzó una relación extramarital a los 18 meses del transplante, a lo que ahora él exige que ella le devuelve su riñón.

La cosa está así, el doctor Richard Batista, cirujano de Long Island, en junio de 2001 le entregó su riñón a Dawnell Batista, su entonces esposa. Sin embargo ella en 2005 presentó una demanda de divorcio, según explica su abogado ella comenzó una relación extramarital entre 18 meses y dos años después de recibir el transplante de riñón.

Sin embargo el médico cirujano decidió hacer pública su demanda de compensación de un riñón pues se siente frustrado ante la demora en su juicio por divorcio, que se arrastra desde hace casi cuatro años. Y está dispuesto a zanjar la disputa si recibe una compensación monetaria de 1.5 millones de dólares, nada despreciables.

Batista (el cirujano) ha denunciado que su ex cónyuge le ha impedido ver a sus hijos, de ocho, 11 y 14 años de edad, a veces durante meses enteros.

¿Podrá el hombre ganar la demanda y que le devuelvan su riñon? Según la noticia que leemos algunos abogados dudan de que Batista, el cirujano, logre algún éxito, lo que es más un abogado experto en eso de los divorcios señaló: “No se trata de una propiedad conyugal, o de un bien conyugal, que pueda tener un precio establecido”. Pero bueno, ¿quién sabe en que irá a parar este caso insólito?

Fuente: AP