albinos-ojos1

Ya hemos hablado un poco de la enfermedad del albinismo, y ésta puede afectar la vista de diversas formas. El pigmento del iris impide el paso de la luz al interior del ojo excepto por la pupila; pero como el iris de los albinos es casi traslúcido, deja pasar luz parásita, produciendo irritación.

Por eso, muchos se protegen con gorras, viseras o gafas de sol con protección ultravioleta; otros optan por lentes de contacto de color.

Sin embargo, muchos creen que los ojos son de color rojo, ¿es eso verdad?

Es falso, la mayoría tiene el iris de color gris opaco, castaño o azul. ¿A qué se debe, entonces, este mito? El libro Facts About Albinism (La verdad sobre el albinismo) contesta: “En ciertas condiciones de iluminación se observa una coloración rojiza o violácea, proveniente de la retina, que se refleja a través del iris, el cual tiene muy poco pigmento”. El efecto es parecido al de los ojos rojos que a veces aparece en las fotografías tomadas con flash.