demonio-espinado1

Este pequeño lagarto que habita en el desierto conocido como demonio espinoso (Moloch horridus) jamás se agacha para beber agua, puesto que no tiene necesidad de hacerlo, toma toda el agua que necesita del ambiente que lo rodea; directamente de la lluvia, agua estancada o de la humedad del suelo, sin necesitar de dispositivos de bombeo ni energía. Pero, ¿cómo lo hace?

Pues bien supongamos que este lagarto pisa un pequeño charco de agua, en ese momento el agua empieza a subir por su cuerpo hasta llegar directamente a su boca, esto es posible gracias a que su piel cuenta con un sistema circulatorio que atraviesa toda la superficie epidérmica del lagarto, este esta compuesto por canales semi-encastrados de 5 y 159 micrómetros ubicados entre las escamas que cubren su piel. La superficie de los canales esta enormemente retorcida lo que los hace esencial para que el agua cree enlaces de hidrogeno y ganar fuerza en su acción capilar.

Si creásemos medios de distribución y recolección de agua tal como el de este pequeño lagarto se podría abastecer de agua a mas de 1.000 millones de personas en el mundo que carecen de de este indispensable recurso, además el consumo energético seria menor pues no se necesitaria de bombas para abastecer de agua a los dispositivos que se encuentran en los lugares altos.

No cabe duda jamás dejaremos de beneficiarnos de lo que la naturaleza tiene que enseñarnos y aun queda mucho por aprender.