Es raro pero cierto…

Puesto que las calles no tienen nombre, entonces ¿cómo se puede localizar una dirección?

Las direcciones siguen una estructura muy diferente a la que estamos acostumbrados. Su estructura consta de tres números: el primero indica el distrito, el segundo la manzana, y el tercero el edificio o casa dentro de la manzana. ¿Te parece difícil? La verdad no lo es tanto, es más, resulta más práctico a la hora de usar un sistema de navegación. Veamos un ejemplo.

En el blog kirainet.com encontramos este ejemplo: La dirección de un restaurante podría ser “Sushi Tanaka, Tokio, Yoyogi 4-3-1”. Estando dentro de Tokio podría abreviarse aún más hasta “Yoyogi 4-3-1 (google sigue identificando esta dirección y fijate en el enlace)y sigue conteniendo la información necesaria para encontrar la localización exacta del restaurante. Utilizar estas direcciones en un teléfono móvil o en el sistema de navegación de un coche es mucho más fácil que si hay que introducir el nombre completo de una calle.

En la dirección “Yoyogi, 4-3-1″, lo primero es el nombre del barrio, el primero número es el chome (丁目), el segundo número es la manzana ban (番) y el último número es el número de edificio dentro de la manzana go (号). Según la ciudad y la región el sistema varía algo pero el concepto fundamental de no usar nombres de calles se mantiene (Sólo algunas avenidas y autopistas importantes tienen nombre). La organización de los mapas sigue una perspectiva top down, primero se nombra el área más general y luego se va detallando: el chome (丁目) es la unidad en la que se dividen los barrios, luego cada chome se divide en varios ban y finalmente cada ban se divide en edificios que también van numerados.

japon-calles-sin-nombres

Hoy en día Japón es el país del mundo con más información geolocalizada del mundo, el segundo es Corea del Sur pero no llega a tener ni la mitad que Japón. Por lo práctico que resulta escribir una dirección japonesa y el hecho de que la mayoría de los japoneses cuente con dispositivos móviles con GPS ha permitido la expansión de negocios basados en la geolocalización, muchos empresarios han aprovechado esta tecnologia en Japón que supera con mucho a Estados Unidos.