Una niña que nació con el corazón protegido tan sólo por una fina capa de piel será intervenida por médicos de la ciudad sureña rusa de Novorossiysk, anunció diario digital LifeNews.ru.

El pecho de la pequeña Birsabi Mijitariants, de casi un año y medio, se mueve al mismo tiempo que su corazón a causa de una anomalía fisiológica que padecen un número muy escaso de pacientes en todo el mundo.

“En más de quince años de carrera, nunca había visto una patología como ésta“, dijo Dmitri Noskov, jefe del departamento de Anestesiología y Reanimación del hospital pediátrico número 1 de Novorossisk, al diario antes mencionado.

Birsabi es un caso entre un millón y requiere un tratamiento diseñado exclusivamente para ella, reportó la agencia EFE.

Pese a lo extraño de su malformación, la pequeña ha sobrevivido hasta ahora con la ayuda de medicamentos y de una operación preliminar a la que se sometió en el centro de investigación de Moscú Bákulev.

“En una ocasión intentamos dejar de tomar la medicación, pero tuvimos que llevar a mi hija al hospital porque dejó de respirar e incluso pensé que su corazón había dejado de latir“, afirmó la madre de la niña, Dari Mijitariats.

El problema con Birsabi es que su corazón no está listo para soportar otra intervención quirúrgica por los efectos de la anestesia. La niña tendrá que esperar hasta cumplir sus dos años para poder continuar con las intervenciones. Por el momento tiene seguir sometida a un costoso tratamiento.

Para seguir con vida los siete meses que restan para la intervención, Birsabi deberá mantener su medicación que, valorada en un millón de rublos (unos 23.200 euros), supone un coste demasiado elevado para una familia de escasos recursos económicos como la suya.

Fuente | Agencia EFE