Sube a bordo de la montaña rusa más rápida del mundo y experimenta una sensación similar a la de un conductor de Fórmula 1. Este es el lema de Ferrari World Abu Dhabi, el parque temático más grande del mundo que recientemente abrió sus puertas.

La montaña rusa “Formula Rossa” cuenta con una aceleración de 0 a 97 km/h en dos segundos y alcanza una velocidad de 240 km/h, lo que le roba el título a la Kingda Ka en Nueva Jersey, que solo llega a velocidades de 205 km/h.

Aunque la popularidad de los parques temáticos se ha disparado en los últimos años, el concepto de “buscador de sensaciones de alto riesgo” no es nada nuevo.


La montaña rusa ha existido durante siglos, se cree que sus raíces se encuentran en los toboganes de hielo en Rusia, un dispositivo de entretenimiento desarrollado en el siglo XVII, en los que se empujaban carretas por laderas. Se dice que fueron esos toboganes los que inspiraron la primera montaña rusa en 1884, en Coney Island, EE.UU., una atracción que pasó a la historia como un gran éxito.

Los avances tecnológicos trajeron el desarrollo de las montañas rusas de acero, que reemplazó a la madera, aunque algunos entusiastas señalaron que las de madera tenían una ventaja extra, por ser imprevisible.

Algunos, como el profesor Marvin Zuckerman, aseguran que hay una particular personalidad que va con el disfrute de los parques temáticos. En un renombrado estudio de 1971, el Profesor Zuckerman concluye que el ser un “buscador de sensaciones” -como él denomina-, significa que uno es mucho más propenso a tomar riegos en experiencias noveles


¿Que tal el video… vieron la curiosa cara de Alonso de Formula 1?

Lanacion.com