En esta época del año las personas tienden a fumar para disminuir el frío, pero ¿es eso cierto?

El especialista Luis Meneses Guzmán, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicó que la nicotina es una droga psicoactiva e interviene con las actitudes perceptivas del ser humano.

La nicotina produce una sensación de aumento de energía en la actividad muscular, vigor y agudeza visual, pero esto no significa que fumar provoque un aumento en la temperatura corporal que sea capaz de quitar el frío.

El médico neumólogo Menese explicó que el frío es un irritante para el epitelio respiratorio y si se suman las más de cuatro mil sustancias dañinas que contiene el tabaco, los pulmones se vuelven más sensibles a infecciones respiratorias agudas, principalmente virales y bacterianas.

Las enfermedades respiratorias generalmente son ocasionadas por contagio y por no abrigarse en temporadas de frío y al intensificarse la adicción al tabaco en épocas decembrinas, dichas enfermedades tienden a incrementarse.

“Al fumar, las toxinas acumuladas en la sangre contribuyen a la aparición de arteroesclerosis o endurecimiento de arterias causado por acumulación de grasa, cicatrización o engrosamiento de las paredes arteriales”, dijo.

La circulación de la sangre se puede obstruir por la inflamación de estas paredes o la aparición de coágulos provocando un ataque cardiaco y otras lesiones graves, expuso.

Los fumadores pasivos respiran el humo de personas fumadoras llamadas activas, el humo del cigarro también les ocasiona los mismos problemas de salud antes señalados.

Datos alarmantes

Es triste el dato que se da, según INEGI en México la adicción al tabaco empieza entre los 11 y 12 años. Pero se han registrado casos de niños con apenas ocho años de edad, que tienen un consumo de 20 cigarros por día, quienes “llegan a padecer cánceres muy tempranos, declarados a los 30 años de edad”.

¿Como protegerse del frío?

La mejor manera para mitigar el frío es abrigarse bien, usar suéter, chamarra, guantes, bufanda y gorra, además de consumir líquidos en abundancia, de preferencia cítricos como jugo de naranja, mandarina, piña, fruta de temporada. Además, seguir las indicaciones médicas, como son lavarse las manos perfectamente y no saludar de beso.

Las personas que presenten enfermedades respiratorias, al toser y estornudar deben cubrirse con un pañuelo, o bien, el antebrazo interno, expuso.

Fuente: Eluniversal.com.mx