Gran polémica ha causado el hecho de que Supermán anuncia en el ejemplar más reciente de “Action Comics” que pretende renunciar a su ciudadanía estadounidense. La pregunta es ¿por qué?

El propio Supermán afirma que es por que está cansado de que sus acciones sean interpretadas como instrumento de la política de Estados Unidos
.

El Hombre de Acero, que cuando era niño emigró de Kriptón a la Tierra y fue adoptado por la familia Kent en Smallville, Kansas, llegó a la conclusión de que lo mejor para él es servir al mundo en general luego que lo acusaran de causar un incidente internacional al volar a Teherán en medio de una gran manifestación.

Debido a que advirtió una fuerte presencia policial y advertencias del ejército de que habría consecuencias severas por el movimiento de protesta, Superman quiso que los manifestantes supieran “que no estaban solos“.

La historia

La historia de nueve páginas fue escrita por David S. Goyer y dibujada por Miguel Sepulveda. En ella, Supermán se mantiene de pie en silencio durante 24 horas, le lanzan bombas molotov, lo insultan y amenazan, pero también es ovacionado y recibe rosas de simpatizantes durante la movilización. No le disparan a Supermán hasta que la manifestación de más de un millón de personas termina de manera pacífica.

No es la primera vez que un personaje de historieta se enfada porque lo consideren parte de la política de Estados Unidos.

En la década de 1970, el Capitán América — Steve Rogers —, de la editorial Marvel Comics, renunció a su famoso traje y escudo y adoptó la identidad de Nómada cuando comenzó a subir de tono el escándalo del Watergate.

Supermán, al igual que su segunda personalidad, Clark Kent, que es estadounidense, continúa “como siempre, comprometido con su país adoptivo y con sus raíces como un joven campirano de Smallville, en Kansas”.

Fuente: Yahoo! | DC Comics