Un nuevo estudio publicado en la revista de pediatría Journal of Pediatrics muestra que los bebés que son alimentados con biberón hasta los dos años están en riesgo de ser obesos para cuando inicien la escuela, es decir cuando tengan unos cinco años y medio, según recoge el portal BBC.

Los expertos afirman que el alimento con el biberón aumenta el consumo de calorías entre los bebés.

Se realizó un estudio con 7.000 bebés. El 22% utilizaban el biberón como su principal recipiente de bebidas o eran puestos a dormir con un biberón que contenía bebida alta en calorías. ¿Resultado? Una cuarta parte resultó obeso a los cinco años.

¿Por qué el riesgo con el biberón?

Los expertos sugieren que los padres retiren el biberón a los bebés cuando cumplan un año. Si el niño sigue con el biberón, la madre estará tentada a llenarlo de otra cosa como una bebida azucarada. El niño se acostumbra a tener dulce en su dieta

“El uso prolongado del biberón puede conducir a que el niño consuma un exceso de calorías, particularmente cuando los padres utilizan el biberón para calmar a la criatura en lugar de en respuesta a sus necesidades alimenticias”, dice el estudio.

Los bebés deberían ser inculcados a usar una taza o vaso desde los seis meses y retirarles el biberón al año de edad, aseguran.

Es bueno que los padres se preocupen por la sana alimentación de sus hijos, ¿no crees? O ¿Tu que piensas de este estudio?.