La ambición llega a nublar el juicio y cometer locuras como las que leemos en esta insólita noticia.

Una madre confesó a una emisora local que le inyecta a su hijita de ocho años la neurotoxina botulínica, conocida comercialmente como bótox, para que su hija no tenga arrugas.

La madre, Kerry Campbell, avecindada en California, Estados Unidos, indicó que el uso del químico “es para que desaparezcan las arrugas que le salen en la cara cuando sonríe”.

La cadena GMA informó que Britney (8), participa en concursos de belleza infantil en EE.UU., por lo que, además de la rutina de pinchazos, antes de los desfiles también le depila las piernas.

“Otros padres que participan en los concursos comenzaron a hablarme de las líneas en su cara y me explicaron que ellos le daban bótox a sus hijos”, señaló en la entrevista, suelta de cuerpo.

“Ella se quejaba por las arrugas en su cara y entre las dos tomamos la decisión. El mundo de los desfiles es un mundo difícil. Los niños pueden ser muy duros entre ellos. Esto ayuda a que ella tenga más confianza”, remachó. La pequeña indicó que las inyecciones duelen, pero ya está acostumbrada.

¿Por qué es tan peligroso?

El bótox sirve para causar una parálisis muscular temporal, pero una mala administración puede provocar la muerte por asfixia o lesiones neurológicas.

MIRA EL VIDEO:

¡Menos mal que su mami le inyecta poquito, ay se ve que sí la quiere! (Comentario saracástico)