Ya se sabía que en cuanto cumpliera los 18 años, el filipino Junrey Balawing, se convertiría en el hombre más pequeño del mundo. Y así ha sido. El nuevo protagonista del ‘Libro Guinness’ mide apenas 55 centímetros de altura y es 12 cm más bajo que su antecesor.

Junrey vive con sus padres, Concepción, de 35 años, y Reynaldo, de 37, en un pueblo cerca de la ciudad de Zamboanga del Norte.

“La gente del Guinness nos dijo sobre la necesidad de medir a Junrey tres veces en un día para confirmar su altura. Sólo entonces fue nombrado el hombre más pequeño del mundo”, dijo su madre. El chico no creció más desde que cumplió los dos años. A causa de su baja estatura no puede permanecer mucho tiempo de pie y le cuesta caminar.

Su nuevo título emocionó a todos los habitantes del pueblo, y para él y su familia fue el mejor regalo de cumpleaños. “Es muy emocionante, porque somos una familia pobre y cosas como éstas nunca han ocurrido antes. No puedo creer que Junrey vaya a ser famoso en todo el mundo y que la gente esté volando de países como Gran Bretaña y los Estados Unidos para verlo”, explicó la madre de Junrey.

Junrey derrocó el reinado de Khagendra Thapa Magar, quien duró poco con el título, pues fue reconocido en octubre de 2010 hasta junio de este año.

Khagendra Thapa Magar

Fuente: actualidad.rt.com | Fotos: telegraph.co.uk