En algún momento de nuestra vida, quizá cuando eramos niños escribimos nuestro nombre en la playa. Pero al poco rato de ponerlo se perdió, sin embargo un jeque millonario quiere asegurarse de que se nombre perdure un poco más.

Hamad Bin Hamdan Al Ahyan, de 63 años, ha garabateado su nombre en la arena en una isla que posee con letras tan grandes que pueden verse desde el espacio.

La palabra “Hamad” mide 1.000 metros de altura y tiene una asombrosa longitud de dos millas (3.22 kilómetros).

Y para que el mar no arrastre la escritura, las letras en realidad forman canales. El nombre del jeque es visible incluso en el servicio de mapas de Google.

Es aqui cuando uno entiende que esa gente rica, ya no sabe de qué manera gastar su dinero. Pues la idea se le ocurrió a Hamad y puso a sus trabajadores a trabajar durante semanas para hacer la escritura. Se desconoce el costo total.

Sin embargo, el jeque es el presidente de los Emiratos Árabes Unidos, tierra rica en petróleo y cuenta con una fortuna personal sólo superada por la del rey saudita.

El jeque árabe tiene un gusto por hacer las cosas a gran escala. Él construyó el camión más grande del mundo - ocho veces el tamaño de la Power Wagon Dodge, con cuatro dormitorios en el interior de la cabina.

Hamad construyó una casa rodante en la forma de un globo gigante, que es exactamente igual a 1 millonésima parte del tamaño de la Tierra.

¿Cómo ves a este excéntrico rico?

Fuente: dailymail.co.uk