Esta impresionante fotografía nos muestra a una rana del amazonas que fue la comida de una serpiente. La serpiente la estuvo esperando en una rama y de repente le lanzó la mordida.

La rana estuvo batallando por librarse durante unos 45 minutos pero fue en vano ya que la serpiente terminó tragándosela.

La foto fue obtenida por un guía turístico y fotógrafo Luis Fernando Espín, quien vio la escena en la cuenca amazónica del Ecuador.