Cuatro ardillas rojas bebés toman una siesta, luego de que vivieron el trauma de que su casa -ubicada en la copa de un árbol- fuera volada.

Un transeúnte vió a los animalitos de cinco semanas de edad en el suelo después de que el huracán Katia con vientos de hasta 128 kph alcanzara a Alnwick, Northumberland, Inglaterra.

Fueron llevados al Centro de Atención del Santuario de Vida Silvestre cerca de Morpeth, Northumberland. Es ahí donde son alimentadas y cuidadas. El jefe Kim Olson dijo: “Estaban muy asustadas y tenían muchisísmo sueño”, informa el sitio thesun.co.uk.

MIRA LAS LINDAS IMÁGENES:

Una linda ardilla nos presume que va a comer…

Disfrutando de su porción de leche…

Dos ardillitas muy cariñosas…

Siendo alimentada desde la palma de una mano…

Todas en el brazo de una ciudadora…

¡Saluda a la ardilla!

¿Que te han parecido las imágenes?