Mónica Hussing de 37 años su esposo William Robinson de 40 años han sido condenados después de haber dejado morir a su hijo de 8 años de cáncer. El pequeño Willie sufría la enfermedad de Hodgkin, un tipo de linfoma maligno, pero sus padres le negaron el tratamiento médico que necesitaba para curarse, por lo que un tribunal estadounidense les ha declarado culpables y les ha condenado a ocho años de prisión.

Otra hija del matrimonio ha asegurado que su familia no tenía dinero para el tratamiento al tiempo que ha insistido en que intentaron obtener en varias ocasiones ayuda de los servicios sociales.

Además, la joven ha asegurado que visitaron una clínica pero que tuvieron que dejarla cuando les pidieron poco más de 137 euros.

Pese a ello, los fiscales del caso informaron de que, mientras el niño estaba sufriendo y los padres alegaron dificultades financieras, éstos sufragaron un tratamiento para pulgas para su pitbull.

La familia se defiende diciendo que el perro pertenecía a los abuelos y que fueron ellos los que pagaron el tratamiento. Ahora, un tribunal del condado de Cuyahoga, en Ohio (EEUU), ha condenado a los padres del menor a ocho años de prisión por haber denegado la ayuda a su hijo.