¿Podría haber mejor uso para una medusa muerta? Se ha encontrado un uso ingenioso de los cadáveres de criaturas marinas: convertirlas en lamparas que brillan en la oscuridad.

Foto: dailymail.co.uk

Una empresa americana, La Medusa Amazing (theamazingjellyfish.com), saca los cuerpos de las criaturas bioluminiscentes que han muerto por causas naturales y las encierran en resina, por lo que no sólo preservan sus cuerpos, sino que también sus increíbles propiedades que brillan en la oscuridad.

Gracias a las proteínas de fósforo que hay en sus cuerpos, que forman parte del mecanismo de defensa que utilizan para ahuyentar sus depredadores, así absorben la luz natural, y emiten con un resplandor azulado etéreo cuando están bajo condiciones de oscuridad, reporta Daily Mail.

Después que una medusa muere, la empresa congela su cuerpo usando nitrógeno líquido, y luego en resina cristalina, crean el molde del cuerpo, que se encuentra en un molde de forma ovoide que forma la lámpara resultante.

En la naturaleza, las medusas tienen un ciclo natural de vida de unos seis meses. Son atacadas por una forma de bacteria tras la reproducción que finalmente las mata. Las medusas utilizadas en las lámparas se crían en un acuario, por lo que tienen una vida útil tres veces más.

Son de las criaturas que más abundan en los océanos, y se alimentan de plancton. Su color se determina tanto por su alimento y su entorno.

Las lámparas están hechas con una variedad de medusas de diferentes razas, las más comunes son de color azul o amarillo, con un precio de 30 a 40 dólares. La medusa Red Devil, se vende por alrededor de 169 dólares y una rara azul verde cuesta 179 dólares.

¿Te gustaría una?