Estos aldeanos viven sobre las nubes, su puerta de entrada está encima de las nubes. A una altura de 2.195 metros, los habitantes nepalíes de Nagarko en el Himalaya, tienen a sus vecinos más cercanos en el Everest.

Con una población de 3.500 personas, sobreviven cultivando en las laderas de las escarpadas montañas, que por siglos hacen las tradicionales terrazas para cultivar.

Así que cuando salen a trabajar a las montañas puede observar los hermosos paisajes, las nubes bajo sus pies, algo que en sueños nos imaginamos ver.

El fotógrafo Anton Jankovoy, de Ucrania, viajó a la increíble zona a 20 millas (32,2 kilómetros) al este de la capital de Katmandú, Nepal.

Dice que trabaja la mayor parte del año en Nepal, pero ese pueblo es su lugar favorito donde pasa casi todo su tiempo libre.

“El paisaje es impresionante y para estas personas que viven por encima de las nubes es como cualquier otro día”.

Tal como dice Anton, la mayoría miramos las nubes hacia arriba, pero hay hermosos lugares en muchas partes del mundo donde las nubes se ven hacia abajo, ¿conoces algún lugar así?