Los seres humanos, a menudo, tenemos el defecto de juzgar a los demás en base a la apariencia. A veces sin siquiera conocerlos nos formamos una idea de como es la persona, y no nos damos el tiempo de tratar de conocerla y descubrir su lado humano, sus sentimientos, deseos y temores. ¿Verdad que es injusto hacerlo?

Tras los accesorios de rockero y lentes de contactos blancos, al estilo de Marilyn Manson, se esconde un joven que carece de autoestima y se siente rechazado. Pero también esconde una sorprendente voz, que dejó lucir por primera vez en su vida en el programa de talentos americano «America’s got talent».

El joven vestido totalmente vestido de negro, sorprendió a todos cuando comenzó a cantar una pieza de ópera en un tono de soprano.

La historia de Andrew está llena de decepciones, baja autoestima e introspección. Según su testimonio, era el único de su familia que no era deportista y siempre se sintió el bicho raro. Nunca en su vida había cantado frente a un público, ni siquiera con los suyos. En cierto modo recuerda la historia de Susan Boyle, que detrás de un aspecto físico más bien descuidado escondía una voz potente y llena de matices que le dejó en segundo lugar en la versión británica del mismo formato, indica abc.es.

“Suelo ser rechazado y no soy bueno en nada, entonces esto es maravilloso”, dijo Andrew a los jueces. “Fue totalmente inesperado y estoy en shock por este maravilloso momento”, concluyó. Hasta sus padres y hermana lo fueron a felicitar mientras comentaban que no tenían idea que su retoño cantaba así de bien.

MIRA EL VIDEO:


¿Que piensas? ¿Verdad que es conmovedor sobre todo cuando nos damos cuenta de que todos, independientemente de nuestra apariencia, tenemos un lado frágil, pero también maravilloso?