Su rostro graba el dolor, mientras los pies de su entrenado de gimnasia se encuentra sobre sus piernas.

Esto es un muestras de como se entrena tan duro a niños como si fuera cualquier adulto atleta. Se trata de una fotografías que da a conocer el sitio británico Daily Mail sobre el Gimnasio Nanning en Nanning, China, que es uno de los muchos campos de entrenamiento en que los padres envían a sus hijos con el fin de que sean campeones.

Estas técnicas parecen extremas a los ojos del mundo oriental, esto nos explica por que a los atletas chinos parece facilitarse la natación, los clavados y demás.

Realmente impactantes, ¿no te parece?