Un espectador arrojó un envase plástico que cayó detrás de Yohan Blake, segundos antes de la largada. Ninguno de los competidores se enteró, pero Scotland Yard detuvo al agresor

“Un hombre fue detenido en el estadio”, declaró un vocero de la fuerza de seguridad británica a la agencia de noticias AFP, tras la carrera de 100 metros llanos en los Juegos Olímpicos de Londres. “El motivo es sospecha de alteración del orden público“, agregó, informa Infobae.com

”Le escuchamos gritar insultos y luego tiró una botella de plástico a la pista”, agregó el emisario, precisando que el hombre había sido trasladado a una comisaría del este de Londres.

La final de los 100 metros fue ganada por el jamaiquino Usain Bolt, quien afirmó que no había “notado nada” del lanzamiento. “Todo el mundo me habla de esto, pero no he notado nada. Me pregunto quién puede hacer algo así”, reaccionó el cuádruple campeón olímpico.

La botella cayó en la calle detrás de su adversario Yohan Blake, aparentemente desde las alturas del estadio, cuando los velocistas esperaban el pistoletazo de salida, entre dos y tres segundos antes de arrancar.

El proyectil, que parecía una botella de plástico de cerveza vacía, aterrizó bastante lejos del jamaiquino.

El acusado se llama Ashley Gill-Webb, tiene 34 años y nació en South Milford, cerca de la ciudad de Leeds (al norte de Inglaterra).

El lunes compareció ante ante un tribunal de Stratford, acusado formalmente de “ocasionar hostigamiento, alarma o angustia en virtud de la ley de orden público”. En su testimonio, se declaró “inocente” y quedó libre bajo fianza.

¿Que opinas?/strong