Ha sido uno de los momentos más polémicos, pues el lanzador de disco iraní se negó a estrechar la mano de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, cuando le entregó la medalla de plata en el Estadio Olímpico.

Mehrdad Karam Zadeh, que quedó en segundo lugar tras el británico Aled Davies en la categoría F42, recibió la medalla de manos de la duquesa, pero se negó a saludarla por “razones culturales”. Y es que según la tradición del islam el hombre tiene prohibido saludar a una mujer en público.

Un portavoz del ‘St. James Palace’ dijo que la duquesa era consciente de que el apretón de manos no se produciría, y consideró que era un honor presentar las medallas.

Muchos atletas masculinos de los países islámicos no se dan la mano en público con cualquier mujer con la que no estén relacionados de forma cultural o religiosa. La duquesa fue informada por adelantado y estaba dispuesta a aceptar sus deseos”, declaró el portavoz, informa Eurosport.

MIRA EL VIDEO: