Entrar a Estados Unidos en un Jeep no es mala idea, pero hacerlo de contrabando no es bueno, y lo peor es querer brincar la cerca que divide México con Estados Unidos. Los chicos malos lo aprendieron.

Una vez que falló el intento de presuntos contrabandistas mexicanos de pasar la frontera con un 4×4 huyeron, abandonaron el vehículo que quedó atascado en la parte superior de la valla fronteriza.

Un portavoz de la Patrulla Fronteriza dijo que los agentes vieron la camioneta encaramada en lo alto de la cerca o valla el martes pasado en la frontera entre Arizona y California, informa el sitio Sky News.

Dos personas del lado de México estaban tratando de liberar el Jeep cuando los agentes se acercaron, y los hombres huyeron. El Jeep estaba vacío, pero los agentes dijeron que probablemente iba llena de marihuana.

Los traficantes habían construido rampas que parecían largas escaleras sobre las cuales, supuestamente, pasaría el Jeep. Sólo que les falló el calculo, como bien podemos constatar con la foto.

¿Que opinas?