Sandy Island se encuentra entre Australia y Nueva Caledonia, en el Pacífico sur, o al menos eso indica Google Earth,además de distintas cartas marinas y mapas del mundo, pero según informa el periódico australiano Sydney Morning Herald en realidad no está, no existe.

Durante 25 días el RV Southern Surveyor RV, un barco de investigación oficial australiano, tripulado por María Seton, geóloga de la Universidad de Sydney y todo su equipo, navegó al este de las aguas del mar de Coral para visitar esta isla pero no encontraron tierra ni nada que emergiera del océano azul en el punto señalado por los mapas como ubicación de Sandy Island.

“Empezamos a sospechar cuando las cartas de navegación utilizadas por el buque mostraron una profundidad de 1.400 metros en una zona donde nuestros mapas científicos y Google Earth mostraron la existencia de una gran isla. De alguna manera este error se ha propagado a través de la base de datos mundial de líneas costeras que se realiza con una gran cantidad de mapas”, explicó Seton.

Esta isla ha sido incluida regularmente en publicaciones científicas desde el 2000, pero ni el gobierno francés, ni las cartas náuticas de la nave, que se basan en mediciones de profundidad, tenían la isla marcada en sus mapas, comenta el sitio rtve.

Por su parte Nabil Naghdy, gerente de producto de Google Mpas para Australia y Nueva Zelanda, explicó que Google Earth consultó una serie de bases de datos públicos y privados para confeccionar sus mapas. Pero “el mundo es un lugar en constante cambio y mantenerse al tanto de estos cambios es una tarea de nunca acabar”, añadió.

¿Qué tal esto? Por eso no hay que creerse todo.