Construido en el siglo XVIII, el palacion Bellevue en Yvrac, Francia, fue derrumbado por error. Resulta que el dueño Dmitri Stroskin tenía pensado remodelar un pequeño edificio situado al lado del palacio, sin embargo, hubo una pequeña confusión.


Todo ocurrió por la noche, el empresario ruso salió de su propiedad, pero antes dio instrucciones a los constructores que se confundieron de edificio y acabaron por completo con el inmueble equivocado.

A la mañana siguiente la obra no hacia más que dejar boquiabiertos a los espectadores.No quedo nada del edificio, lo que debió dejar en shock a Dmitri.

Ahora Dmitri, según las leyes locales, deberá reconstruir un edificio completamente idéntico.

Si que le salió caro al pobre Dmitri, ¿no crees?

Fuente: Sitio Rt.