En Australia el Gold Coast Turismo ha descubierto algunas de las peticiones más inusuales realizadas por huéspedes de cinco estrellas en los hoteles de Queensland y resorts.

recepcion-preguntas-bizarras-turistas2

Aquí un ejemplo de las peticiones más extrañas por turistas:

1) Según la oficina de turismo, un lotario pidió dos habitaciones en pisos diferentes para acomodar tanto a su esposa como a su amante.

2) Una familia de Medio Oriente preguntó al personal del hotel información para comprar una manada de alpacas para ellos.

recepcion-preguntas-bizarras-turistas

3) En otro hotel el padrino y la dama de honor pidieron al personal como rellenar los votos matrimoniales para una pareja que va a renovarlos.

4) Otro de los invitados exigió al hotel organizar una cena romántica que implicaba un viaje en helicóptero a un lugar remoto, junto con un camarero personal y un guitarrista español.

5) Mientras tanto, otro pidió un jet privado para volar a un equipo de polo a Malasia.

6) Otro huésped hizo una extraña petición que desafió geográficamente al personal del hotel; solicitó un recorrido rápido a Sidney, Melbourne, Alice Springs, y la Gran Barrera de Coral, ¡todo el mismo día!

7) También al personal de un hotel le pidieron que usaran camisetas que decían una propuesta de matrimonio.

8 ) Un turista llamó a la recepción para averiguar si podían vender su coche deportivo.

9) A principios de este año, estrellas de fútbol de Barcelona pidió a Turkish Airlines -la areolínea oficial del club- para proporcionar una tripulación compuesta de mujeres después de que se cansaron de tantos autógrafos que los hombres les pedían en pleno vuelo.

10) En fin hay muchas peticiones raras, por ejemplo, los amantes de los animales han solicitado habitaciones dobles, así sus perros pueden tener su propia cama. Otro turista pidió un menú compuesto solamente de comida azul.

recepcion-preguntas-bizarras-turistas3

También en los aviones puede haber solicitudes bastantes curiosas, por ejemplo, algunos preguntan: “¿puede abrir la ventana? ¿Pueden poner los motores abajo por que son demasiado ruidosos? y por favor, ¿puede el capitán detener la turbulencia?”

Otros clientes no tienen claro del espacio del avión así que preguntan: “¿Pueden llevar a mis hijos a la sala de juegos? O ¿hay un McDonalds a bordo?”

Estas son algunos ejemplos de las situaciones a las que se enfrentan los recepcionistas o el personal que atiende a los turista. ¿Tienes alguna anécdota similar? ¿Que opinas?

Fuente: telegraph.co.uk/travel