Estas niñas vivieron un momento que seguramente recordarán por mucho tiempo. Mientras se encontraban jugando en el desierto vieron a un pequeño zorro bebé que se les acercó un rato para jugar.

No cabe duda de que los cachorros son muy juguetones, aunque parece que ese zorro es muy inquieto y parece moverse mucho y muy rápido…