Quienes hemos intentado bañar a un gato sabemos que no es para nada fácil. Se resisten y cuando se enojan empiezar a arañar tanto que es imposible seguir.

Pero parece que este lindo gatito le ha tomado algo de gusto al baño 😀

gatito-bano