Un niño de tan solo 5 años y su abuela de 56 años sobrevivieron a un auto que pasó encima de sus cuerpos. Este accidente ocurrió en Anápolis, Brasil donde un auto chocó contra otro que estaba parado en la calle, lo que provocó que fuera aventado y atropellara al niño quien milagrosamente resulto ileso y su abuela con algunas heridas no graves.