Conforme se han popularizado más en el las redes sociales, las selfies son utilizadas por los usuarios para llamar la atención de otras personas, levantar la autoestima, presumir logros y momentos o simplemente por diversión. Pero según un estudio de las universidades de Elche y de Alicante dice que el simple gesto de hacerse una “selfie” adelgaza.

El estudio, denominado “Aplicación de un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento de la obesidad”, determinó que el 77% de las personas que se tomaban fotografías de su cuerpo cada semana y las compartían, lograron perder peso en 16 semanas. Además, el 88% de los que se sometieron al estudio mejoraron su imagen.

selfie2

Los datos recogidos por la investigación corresponden a la consulta de una clínica de nutrición en Barranquilla, Colombia. Según se explicó, cada semana, los pacientes se tomaron fotografías; la motivación más alta se logró a medida de que las imágenes mostraban cómo disminuía el tamaño de su cintura.

La clave estuvo en la primera consulta médica: cada paciente se tomó una fotografía propia. “Cuando veían la foto y cómo mejoraba esa imagen, es cuando más se motivaban a adelgazar, no sé cansaban, bajaban de peso”, apuntó uno de los médicos.

¡Así que mientras estés a dieta, procura tomarte muchas selfies! 😉