El dueño de una casa en Cayos de la Florida (Estados Unidos), se despertó a las 7.30 de la mañana y justo en ese momento se topó con una inesperada visita. Se trataba de un cocodrilo de 2,4 metros de largo, que disfrutaba de un día agradable en la piscina.

cocodrilo

El hombre llamó a la policía para denunciar el extraño suceso. Los oficiales, con la ayuda de un experto en estas especies, lograron que el cocodrilo de (2,4 m) de largo regresara al océano por sus propios medios.

El cocodrilo americano es designado como una especie amenazada. Vive principalmente en las aguas salobres del sur de la Florida y los Cayos. Es una de las especies de cocodrilos más grandes; los machos pueden crecer hasta 6 m. y con un peso de casi 907 kg . Las hembras tienden a ser más pequeños.