¡Si te gustan los instrumentos y la música, este video te impresionará!. Martin Molin de 33 años hizo un extraño instrumento musical de madera que crea melodías gracias al movimiento de dos mil canicas que interactúan con tambores, timbales y un vibráfono.

Molin que forma parte del grupo musical “Wintergatan” tardó 14 meses en convertir su idea en una realidad y confiesa que todavía tiene que perfeccionar el mecanismo por la cantidad de canicas que caen al suelo.

El instrumento se pone en marcha con una manivela que va dejando caer las canicas en diferentes canales y crea un sonido similar al que producirían varios músicos o un programa de ordenador. El efecto total es casi de cuento de hadas.