Justo cuando Mindy y Rob Seay estaban perdiendo la esperanza, ocurrió un milagro. Siete meses atrás, su hijo Lincoln nació con Heterotaxia, un grave defecto del corazón. Desde noviembre estaba esperando un nuevo corazón, y el 18 de febrero finalmente llegó.

Mientras el doctor le dio la buena noticia, la mamá de Lincoln no podía pensar en otra cosa que no fuera en que su hijo viviría.

Estaba tan feliz y agradecida de que Lincoln tuviera una oportunidad de vivir“, dijo la señora Seay a Today News.

Rob, el papá de Lincoln, recuerda la llamada de su esposa para darle la buena noticia. Explicó que la última vez que había hablado con su esposa ese día fue para decirle que Lincoln podría sufrir un paro cardiaco.

El transplante se realizó el 19 de febrero.

mama-bebe-lincoln-donante-corazon-2

Antes de que el corazón para Lincoln llegara, la señora Seay escribió una carta para la madre del donante, sin saber aún, si, o cuando, recibiría uno.

No hay mayor deseo que ver a mi hijo vivir, pero odio que otro niño tenga que pasar por aquello“, dijo la señora Seay.

A pesar de que la carta era para la madre del donante, Seay lo publico en su blog sobre el progreso de Lincoln y también en Facebook, esperando ayudar a personas que estén en su situación.

La carta decía:

Quiero que sepa que siempre tendré el máximo respeto por el regalo que se nos dará” escribió.

Atesoraré ese corazón más que cualquier otro regalo. Cuidaré ese regalo lo mejor que pueda y siempre daré mi admiración y respeto al niño y a la familia de la que viene. Puede que nunca conozca su nombre, pero le conoceré en lo profundo de mi alma.”

Continuó: “Su hijo y el mío estarán siempre entrelazados pues el corazón que creció en su vientre ahora bombea la sangre a través del cuerpo de mi hijo. Se han fusionado en un camino, y su pequeño vivirá para siempre en el mío. Cuando mi hijo sangre, pensaré en usted. Cuando vende su rodilla raspada, pensaré en usted. Cuando oiga los latidos de su corazón, la recordaré. Cuando cierre sus ojos mientras duerma, recordaré a su hermoso hijo. Diré oraciones de gratitud y bendiciones para su familia, con frecuencia. Atesoraré el regalo que nos han dado. Lo prometo.”

Today is a good day. We've been moved down the hall where the less critical patients stay. Lincoln is off the high flow…

Posted by Lincoln's Heart Journey on miércoles, 24 de febrero de 2016


Sin duda una hermosa carta. Claro la madre del pequeño que donó el corazón sufre, pero hace feliz a otro niño y a otra madre.