El miércoles pasado, Kelsey Harmon, una estudiante de la Universidad de Northeastern State, compartió un tuit que fue retuiteado por cientos de miles de personas. ¿Porqué se hizo viral aquel tuit?

Esa noche, el abuelo de Kelsey, llamado por ella “Papaw”, había hecho 12 hamburguesa con la esperanza de que sus seis nietos fueran a cenar con él. Sin embargo, sólo una nieta llegó. Kelsey, publicó en Twitter la foto de “Papaw” comiendo con tristeza su hamburguesa.




El “universo” Twitter, reaccionó con ira, indignación y apoyo cariñoso por el “abuelo triste” y todos los demás abuelos. Muchas personas se molestaron tanto con los cinco nietos faltantes que Kelsey tuvo que escribir un tuit donde explicaba que el abuelo está bien y es querdio por muchos.

Hasta su nieto Brock Harmon, uno que había faltado publicó al día siguiente una foto diciendo que estaba comiendo una hamburguesa con su abuelo.

Ultimamente han sido dadas a conocer historias similares con los abuelos.

Hace unos días, leimos la historia conmovedora de un joven de 23 años, de Nueva Zelanda, donde aparecía en un video bailando con su abuela de 93 años. Jarryd Stoneman, escuchó una canción en la raido e invitó a su abuela a bailar. Las redes sociales explotaron a favor de él, con comentarios positivos.