Una veterinaria de la ciudad australiana de Townsville le salvó la vida a una pitón que se tragó un pelota de tenis. Al parecer la serpiente confundió el objeto redondo porque olía a ranas.

MIRA EL VIDEO:

Brian West, dueño de la casa donde se encontraba esta serpiente, decidió llevar al animal a la Clínica de Trish Prendergast, donde después de hacerle unas radiografías le retiraron la pelota.

Gracias a un masaje de unos 20 minutos, el reptil logró expulsar el objeto. De lo contrario el animal podía haber muerto debido a que la pelota evitaba que se alimentara adecuadamente

La serpiente se esta recuperando y en la próxima semana será liberada.