Jaylen, un niño de tres años fue detenido por el director asociado de la WIAA, cuando intentó abrazar a su hermana después de obtener el campeonato del estado el 11 de marzo.

Después de equipo de baloncesto femenino de Appleton del Norte se presentó con su primer trofeo, Jaylen Levy estaba súper emocionado y corrió a la cancha para darle a su hermana un gran abrazo, pero Deb Hauser negó el abrazo entre los hermanos, entonces, Jaylen volvió hacia sus padres con el corazón roto.

Jaylen tiene la constumbre de abrazar a su hermana después de cada partido, y cuando se le dijo que no sería capaz de tener este momento tan especial, se puso a llorar.

Sin embargo este lunes La Asociación Atlética Interescolar de Wisconsin reconoce que el clip que se publicó el Domingo puedo ser visto por el observador como algo insensible. Así que se puso en contacto con la familia para expresar su pesar por el mal momento que pasaron, ya que sólo cumplieron con el protocolo de seguridad.

¿Tu que opinas?