¿Sabías que los árboles que viven en la ciudad sufren por no ‘dormir’ lo suficiente?

¿Sabías que los árboles que viven en la ciudad sufren por no ‘dormir’ lo suficiente?

¿Sabías que la iluminación de la ciudad y otros factores afectan la buena salud de los árboles de modo que mueren prematuramente? “También tienen que dormir por la noche”, dijo Peter Wohlleben frente a una audiencia en Hay Literary Festival en Gales. ¿Que significa eso?


La investigación muestra que los árboles que viven cerca de las luces de las calles mueren antes”, expresó.

¿Cómo les afecta la luz artificial?

Un artículo publicado el año pasado en el Journal of Ecology dijo que había evidencia de que la luz artificial afectaba el momento del “brote de primavera”, la coloración de las hojas y la absición (el desprendimiento de las hojas muertas). Este estudio concluyó que los cambios en el ritmo anual de los árboles para producir hojas y flores atribuidas a la luz artificial “pueden tener efectos significativos en [su] salud, supervivencia y reproducción”, según publica The Times de Londres.

Lee también: 25 Datos curiosos que no sabías de los árboles
El silvicultor alemán Wohlleben, y autor de best-sellers habla de los árboles como si fueran personas. ¿La razón? El explica que el lenguaje científico elimina todas las emociones y las personas ya no logran entender. Wohlleben, ha estudiado y trabajado en los bosques desde 1987.

2018-02-24_22-19-16_ILCE-6500_DSC08438_DxO

Los árboles urbanos son los niños de la calle del bosque“, dijo, y agregó que sus raíces luchaban en el suelo más duro bajo los pavimentos y que se calentaban por la noche debido al calor irradiado de las calles y edificios, mientras que los bosques se enfriaban.

2018-02-24_22-16-36_ILCE-6500_DSC08422

Explicó que un entorno urbano había pocos microorganismos que ayudan a otros árboles a recolectar comida y agua. La práctica de podarlos mal también les afecta. “Una corona severamente podada produce una reducción de la fotosíntesis, la ‘parte subterránea del árbol se muere de hambre’ y ‘los hongos tienen un día de campo’, creando una podredumbre interna”, agregó.

Cada vez hay más personas tratando de hacer conciencia de cuidar nuestros árboles y de los efectos dañinos de la contaminación lumínica. Hace unos días se le administró suero a un árbol legendario de 700 años para salvarle la vida.

El mensaje es claro: ¡Cuidemos nuestros árboles!

[Vía: treehugger]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.