La cascada artificial más alta del mundo mide 100 metros y está en un rascacielos

La cascada artificial más alta del mundo con 108 metros, se encuentra en la fachada de un edificio en la ciudad de Guiyang, China. El costo por hora de funcionamiento ronda los 800 yuanes (poco más de 100 dólares), por lo que no funciona a diario ni por mucho tiempo, de 10 a 20 minutos en ocasiones especiales.

El gran caudal agua se almacena en la parte baja del rascacielos y se bombea con 4 bombas eléctricas para después ser derramada como un espectáculo al cual aplaudir. Mucha gente dice que se trata de una “idea terrible”, debido al alto coste y desperdicio del agua. Un portavoz del proyecto dijo que es agua tratada y de lluvia, y poca en realidad proviene de otras fuentes.

EL VIDEO:

¿Que opinas? ¿Vale la pena este espectáculo?

[Europapress, Vía: Microsiervos]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.