Cueva de Altamira: 7 preguntas para contar su increíble historia

#1. ¿Qué es la Cueva de Altamira? Es un gruta que alberga en el techo y las paredes de la misma un tesoro pictórico. Actualmente, son las cuevas más importantes y famosas del Paleolítico a nivel mundial. La cueva de Altamira ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es una de las joyas más importantes de Cantabria y, probablemente de España, dado su reconocimiento universal.

#2. ¿Quién la descubrió? En 1868, Modesto Cubillas, un tejero asturiano, entró en busca de su perro cazador, que se había quedado atrapado entre las grietas. Él le contó a Marcelino Sanz de Sautuola, quien su vez fue a visitar las grutas sin encontrar nada. En 1879 fue acompañado por su hija de 8 años, quien exclamó: “¡Mira, papá, toros!”.

#3. ¿Que se encontró en la cueva de Altamira? En su techo se representan casi un centenar de animales y signos, destacando los 21 bisontes en distintas actitudes, acompañados de caballos, jabalíes, y toros, efectuados con técnicas diversas ( grabado, silueteado, pintado, raspado y efectos de sombreado) que dan como resultado una composición de gran movimiento y belleza, única en el arte paleolítico. Su realización, según aseguran, data de hace 14.000 años. La pintura está hecha con ocre natural de color sangriento y el contorno de las figuras con líneas negras de carbón vegetal.

#4. ¿Cuánto mide de largo la cueva de Altamira? Mide unos 270 de largo y tiene tres zonas: 1) un vestíbulo amplio, con iluminación natural que era la parte más habitable de la cueva. 2) Del vestíbulo se pasa a la gran sala de pinturas conocida como la “Capilla Sixtina del arte cuaternario”. 3) Por último, pequeñas salas y corredores que también tienen pinturas aunque estas más discretas que las de la sala principal.

#5. ¿Dónde se encuentran las cuevas de Altamira? Se localizan en lo alto de una colina en el municipio de Santillana del Mar (Cantabria) desde donde se puede contemplar el paisaje montañoso de la Cordillera Cantábrica y las suaves colinas del litoral.

#6. ¿Por qué se pensaba que las pinturas eran falsas? La mayoría de los arqueólogos de ese tiempo (1879) pensaron que todo aquello era falso y lo rechazaron. Las pinturas parecían modernas, se juzgaron como obras recientes, con cortas pinceladas de color y grabaciones tonales difuminadas. Su concepto de evolución humana les hacía negar cualquier arte antiguo, pues ellos creían que eres seres evolucionados y que sus antepasados eran cazadores-recolectores, sin saber escribir ni realizar obras de arquitectura e incapaces de plasmar bellas pinturas. Tal vez su devoción a la idea evolutiva les hizo cuestionar todo. Fue en 1902 cuando se aceptó que las pinturas eran auténticas.

#7 ¿Se puede entrar a la Cueva de Altamira? Por ahora la entrada a la cueva está restringido. La vista a esta cueva en décadas pasadas ha provocado deterioro. Cada semana sólo cinco personas peden entrar a visitarla por 37 minutos. Se selecciona a las personas mediante un sorteo entre los visitantes del Museo de Altamira, donde se ha construido una réplica exacta.

¿Qué opinas de este interesante lugar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.