Cómo el océano limpia nuestro desorden, pero a un precio alto para sí mismo

Hay muchos cosas que agradecer por la forma en que nuestro planeta nos cuida. A pesar de que el hombre genera demasiado dióxido de carbono, el océano nos brinda su generosa ayuda, pero ¿por cuánto tiempo más?

El océano, un ‘amigo desinteresado’

Podemos escribir mucho sobre todo lo que nos aporta el océano a los humanos o el grave daño que le estamos causando. Pero hoy nos centramos en un aspecto que nos resulta muy interesante: la manera en la que lucha contra el calentamiento global.

Es un amigo desinteresado y confiable, pues sin pedirnos nada a cambio, ha absorbido alrededor del 30% del dióxido de carbono que los humanos emitimos a la atmósfera de la Tierra en el último siglo. Evitando así que el potente gas de efecto invernadero llene los cielos.

La revista Science publica que entre 1994 y 2007, los océanos absorbieron el 31 % de dióxido de carbono, a pesar de que se alcanzaron los niveles más altos de emisión de este gas. El océano está absorbiendo más carbono, más de 2 mil millones de toneladas al año.

Science Magazine

Un problema mucho mayor

Es verdad que el océano nos está prestando un servicio valioso, pues está mitigando el CO2 en la atmósfera, pero no sabemos por cuánto tiempo más lo seguirá haciendo de manera efectiva y, evitar así un calentamiento global de una magnitud catastrófica.

Y es que el humano no deja de emitir dióxido de carbono a niveles anormalmente altos, por lo que necesitaremos que el océano siga absorbiendo cantidades masivas de CO2, para que la Tierra no se convierta en un horno planetario.

El océano limpia nuestro desorden, pero a un precio alto para sí mismo.

Los científicos se sienten optimistas en cuanto a la capacidad del océano por absorber dióxido de carbono. Pero la preocupación es otra.

  • El océano se hace más ácido.Al ayudarnos, en nuestro desorden, se perjudica así mismo, pues al absorber demasiado CO2, se hace más ácido. Lo que está matando a los animales y corales.
  • Pérdida de oxígeno. Además de absorber CO2, el océano también absorbe el calor del planeta -hasta el 91% del calor generado por el hombre-, por lo que las aguas más cálidas han provocado la pérdida de oxígeno en los mares, amenazando la vida marina.

Un futuro sombrío

La capacidad de absorber dióxido de carbono podría reducirse a medida que la circulación oceánica se vea afectada. El agua cerca de la superficie habrá absorbido la mayor parte del calor, a medida que el mundo se caliente, y creará una capa de mar flotante, lo que dificultará la circulación del agua fría de las profundidades hacia la superficie, que aún no están saturadas con carbono.

Aunque los océanos han sofocado una gran cantidad de calor en el último siglo, ¿podría dejar de hacerlo? ¿Te parece que somos buenos amigos del mar como lo es él con nosotros?

Dibujo del niño  Jared Alberto Soancatl Chan, quien resultó ganador del primer lugar del XL Concurso Nacional de Pintura Infantil “El Niño y la Mar”.

Fuente: Mashable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.